La CPI seguirá investigando al régimen represivo de Maduro por crímenes de lesa humanidad

La Corte Penal Internacional (CPI) ha anunciado que 8.900 víctimas del régimen represivo de Nicolás Maduro han impulsado la continuación de la investigación que abrió al fiscal Karim Khan por delitos contra la lesa humanidad en Venezuela.

El 20 de abril, finalizó el plazo que le había otorgado la CPI al Gobierno chavista para que presentara sus alegatos sobre las acciones penales yjudices en torno a los denunciados delitos de la violación de los derechos humanos en el país.

El as autoridades venezolanas presentaron sus alegatospero la CPI los rechazó señalando que no son suficientes sus medidas de justicia y afirmaron que el régimen no está dispuesto a juzgar genuinamente los delitos cometidos contra los derechos humanos.

En conocimiento de 57 páginas el CPI informó que 8.900 víctimas reclaman la investigación por crímenes contra lesa humanidad en Venezuela. En este caso fiscal, Karim Khan, reanudó la investigación el pasado 18 de noviembre, solicitando a la Sección para la Participación de las Víctimas y las Reparaciones (VPRS, por sus siglas en inglés) recabar los testimonios de las víctimas.

Participación Masiva

La CPI detalla que la participación masiva de las víctimas en este proceso de consulta, “la VPRS recibió 1.875 solicitudes que contenían sus opiniones e inquietudes (1.746 formularios, 5 videos y 124 correos electrónicos u otros documentos escritos), y más de 25 videos en apoyo a las observaciones ya expresadas en el formato escrito. Las solicitudes incluyen 8.900 víctimas, 630 familias y organizaciones de apoyo”.

El informe de la corte penal mantiene el anonimato sobre las víctimas. “La gran mayoría de las víctimas apoya la solicitud de la Fiscalía de reanudar la investigación y afirman que el Gobierno venezolano no está dispuesto a investigar y juzgar genuinamente los delitos de lesa humanidad cometidos en Venezuela, por las autoridades estatales, las fuerzas de seguridad y los ‘colectivos’.

Asimismo, el VPRS recibió observaciones de víctimas de todos los delitos de lesa humanidad, en particular, de los delitos de asesinato, encarcelamiento u otra privación grave de la libertad física, tortura, otros actos inhumanos, violación y/u otras formas de violencia sexual, desaparición forzada, desplazamiento forzado, persecución por motivos políticos y otras violaciones de los derechos humanos.

“Los jueces de la CPI recibieron las opiniones y ansiedades de familiares de las víctimas, así como tutores y cuidadores”, resalta el escrito; al tiempo que agrega: “Las víctimas también incluyen defensoras y defensores de derechos humanos; activistas sociales y ambientales; trabajadores humanitarios y voluntarios; profesionales de la salud; jueces, fiscales, abogados y abogadas, y otros funcionarios y funcionarias públicas de la judicatura”.

Además, se considerarán en consideración los testimonios de “trabajadores del sector público y privado; estudiantes universitarios, profesores, profesores y personal de apoyo; ex policías y militares; figuras políticas, miembros de partidos políticos, parlamentarios, diplomáticos y diplomáticos; pensionados y pensionadas; periodistas, medios de comunicación, blogueros y usuarios de redes sociales; propietarios y propietarias de tierras, granjas y negocios; inventores, innovadores y artistas”.

base razable

El fiscal Khan indicó que tenía base razonable para crear que cientos de víctimas habían sido sometidas “a una amplia gama de actos criminales durante los períodos prolongados de tención, incluyendo tortura, violación y/o violencia sexual”. Y detalló: “Las víctimas fueron presuntamente objeto de actos de violencia, incluyendo palizas, asfixia, casi ahogamientos y descargas electricas que resultaron en graves perjuicios al bienestar mental y físico”.

Más de 100 víctimas han sido violadas. “Desde al menos abril de 2017 en adelante, miles de opositores fueron presuntamente perseguidos por motivos políticos, arrestados y detenidos sin base legal adecuada; cientos fueron presuntamente torturados; y más de 100 fueron presuntamente sometidos a formas de violencia sexual incluida la violación”, informa el subrayó.

Ver Más noticias…