Las claves del debate sobrio el ‘techo de la deuda’ y el miedo a la suspensin de pagos de EEUU

  • EE.UU Una nueva rebelin del ala ultra republicana amenaza con paralizar Estados Unidos

In Estados Unidos, los Presupuestos Generales del Estado no prueban en el Congreso de una tacada, como en la mayor parte del mundo, sino ‘de a poquitos’. Encima, desde hace 106 existe un sistema en virtud del cual el Congreso tiene que ir fijando el techo máximo de la deuda. Lo que en un principio fue una media que flexibilizaba el proceso presupuestario en la mitad de la Primera Guerra Mundial ha terminado convirtiéndose en un show poltico a medida que el Partido Republicano lo ha ido usando, desde la Presidencia de Obama, para desgastar políticamente a los presidentes democráticos.

Es, en el fondo, tomar como rehn a la economía para exigir a os demcratas unos adjuses del gasto que los presidentes republicanos no hacen nunca. Ahora estamos en una de esas situaciones, pero con un giro inesperado: los republicanos están tan divididos que no está claro que el acuerdo que ellos mismos han alcanzado con Joe Biden sea aprobado hoy. Mientras tanto, los principales candidatos de ese partido a las elecciones de 2024, Donald Trump allá ron desantisdefienden la tesis ms intransigente: votar «no», aunque eso suponga llevar a Estados Unidos – y, con l, al mundo – al abismo econmico.

Qu va a pasar en la votacin de hoy?

Nadie lo sabe con certeza. Los republicanos tienen 222 escapes; los demcratas, 213. Eso significa que slo pueden votar ocho republicanos contra el acuerdo entre Biden y McCarthy, asumiendo que acudan todos los demcratas a la sesin y que todos votaron en contra del plan. Anoche, alrededor de una docena de representantes republicanos seguan manteniendo pblicamente su oposicin. Pero McCarthy insistió en que tena los apoyos necesarios.

¿Qué pasará si no se llegara nunca a un acuerdo y el lunes Estados Unidos suspendió los pagos?

¿Usted es masoquista? Por qu’hace esas preguntas? Una suspensión de pagos de Estados Unidos será una crisis de proporciones siderales. La economía mundial se derrumbaPorque el mercado de bonos del Tesoro de EEUU es el ms profundo y lquido del mundo, hasta el punto de que en la prctica es como tener dlares.

Y, además, habra un lo legal enorme acerca de a quin dejara Washington de pagar primero (¿tenedores de bonos? ¿jubilados? ¿soldados? ¿funcionarios? ¿parados? ¿empresas contratistas del Estado?). En principio, Washington dara prioridad al pago a los tenedores de bonosms que nada para evitar el colapso total y absoluto de Estados Unidos y, con l, del mundo, pero eso significara que cada vez ms programas internos -desde la vigilancia de los parques nacionales hasta las pensiones- se irn suspendiendo progresivamente.

Y, si finalmente EEUU suspenderá los pagos de sus bonos, habrá algo positivo: dejaremos de tener que preocuparnos de la inflación y, posiblemente, hasta de trabajar, porque la economía de la Tierra venderá abajo. Sera, eso s, la paz de los cementerios (económicos). Carl Honor habra alcanzado su sueño.

Entonces, ¿es probable que algunos demócratas de centro voten a favor del plan para salvar la situación?

S. Pero eso no gustara nada al ‘Caucus de la Libertad’.

¿Y qué puedes hacer por el ‘Caucus de la Libertad’?

En un primer momento, tragarse su orgullo. Y, después, pedir la cabeza de McCarthy con un voto de confianza contra ste. Ah es posible que tuviera xito. El resultado será el caos, porque parece improbable que ningún otro republicano pueda tener los votos necesarios de sus correligionarios como para ocupar la Presidencia de la Cámara. En la práctica, el Legislativo de Estados Unidos quedará paralizado por la guerra interna republicana.

¿Qué hay en el Senado?

Ah hay 50 senadores democráticos y 50 republicanos, con la vicepresidenta, la democrática kamala harris, ejerciendo el voto en caso de empate. Pero hay un grupo considerable de republicanos – comenzando por el lder de esa formacin en esa cmara, Mitch McConnell– que apoye el acuerdo.

Pero, políticamente, ¿qui ha ganado con el acuerdo? ¿Biden, McCarthy o el «Caucus de la Libertad»?

Elegir al ganador entre Biden y McCarthy es más complicado, pero lo que está claro es que el ‘Caucus de la Libertad’ se ha perdido. Su propuesta de congelar el gasto que no sea de defensa ni de programas que estén indexados a la inflación -básicamente Sanidad y pensiones- Durante diez años no va a ningn sitio. Lo mismo ha pasado con su proyecto de permitir que la deuda se sometiera solo hasta marzo de 2024, en cuyo caso Biden se iba a encontrar con una nueva negociación sobria el mismo asunto pero esta vez en medio de la campaña electoral para su reelección.

Para Biden, la derrota está en que haba dicho que no iba a negociar. Y al final lo ha hecho. También es un problema la contracción del gasto en años preelectorales y elecciones, porque puede frenar la economía aunque, un cambio, acaso detenga la escalada de la inflación.

Si se mira la letra pequeña, el derrotado es McCarthy. Las reducciones del gasto no solo son simblicas, sino que adems tienen muchos trucos. La ralentización del presupuesto de Hacienda, por ejemplo, podría empezar a ser desmontada por Biden en 2024. Muchas de las provisiones caducan en 2030, literalmente otra geológica para los tiempos de la política. Incluido entre 2024 y 2030 habr infinitas ocasiones para cambiar todo lo que se ha firmado.

¿Por qué hay ahora este problema con la deuda pública de EEUU?

Porque el presidente es demcrata y los republicanos controlan una cmara del Senado. George W. Bush elev el techo de la deuda seis veces en sus ocho años de mandato. En muchísimas ocasiones, el Partido Demócrata controló las cámaras traseras del Congreso, pero votó a favor sin precondiciones. Obama lo hizo cuatro veces; en tres de ellas, los republicanos tuvieron un punto de forzar una suspensión de pagos. Con Trump, el techo de la deuda sub en tres ocasiones; de nuevo, los democráticos no se opusieron. Ahora, con Biden, ha vulto a la situación de Obama.

¿En qué está el acuerdo?

aquí están los puntos principales:

1) Suspendido el límite de la deuda hasta enero de 2025. No dice cundo, lo que ser un lio entonces, ya que no es lo mismo el 1 de enero, cuando an no se haya constituido el Congreso que haya salido de las elecciones de noviembre de 2024 ni ha jurado el cargo el vencedor de las elecciones presidenciales, que el 21, cuando las Cmaras y el nuevo presidente -o Biden, si es reelegido- ya han jurado.

2) El gasto público crece el 0% en el año fiscal 2024, que empieza el 1 de octubre próximo, y solo el 1% en el ejercicio siguiente. En la práctica, descontada la inflación, eso supone una reducción considerable del gasto del Estado federal, en el entorno del 4% este año y del 2% o el 3% el que viene.

3) En 2024, el gasto en defensa crece de acuerdo con lo solicitado por Bidenhasta 886.000 millones de dólares (828.000 millones de euros).

4) En los EE.UU., uno de cada seis ciudadanos necesita ayuda del Estado federal para comer, en la forma de cupones. El acuerdo aguantó un poco los requisitos para acceder a esas ayudas en el caso de las personas de entre 49 y 54 años que no tendrán dependientes. Pero también los relaja para los jvenes, los ‘sin techo’ y los war veterans.

5) Joe Biden logra que su propuesta de aumentar la asistencia médica a 18 millones de veteranos de guerra que hay en EEUU se mantiene intacta, pesa al rechazo inicial de los republicanos.

6) La Hacienda de EEUU, que iba a tener un aumento de 80.000 millones de dólares en 10 aus para luchar contra la evasión fiscal, que es muy alto en el pas, deber conformarse con 60.000 millones de aumento en su dotación presupuestaria.

7) Unos 30.000 millones de dólares en ayudas contra el Covid-19 Que no haban sido gastados sern destinados a otras partidas, lo que permitiria reducir el gasto.

8) The moratorium in progress desde que empez el Covid-19 en el pago de la deuda contrada para pagarse los estudios universitarios terminar en agosto, y no se prolongar ad calendas graecas, como Biden. Hay que tener en cuenta que en EEUU el licenciado medio terminó la carrera con una deuda de 30.000 dlares (28.000 euros). De hecho, hay miles de jubilados a los que se descuentan cada mes la parte de crditos estudiantiles que todava deben y que, literalmente, llevan pagando la vida entera.

Cumple con los criterios de

El proyecto de confianza

cortar más



Ver Más noticias…