El primer ministro israel Benjamn Netanyahu se encontró dice bien tras ser trasladado de urgencia al hospital

Actualizado

El directo, que sigue ingresado, sufri una deshidratacin debido a la ola de calor

Benjamin Netanyahu, en una reunión en Jerusalén.Sultán AbirPensilvania
  • Oriente Próximo La renovación parcial del plan de reforma legal desatado nuevas protestas en Israel

La ola de calor en Israel ha alcanzado al primer ministro Benjamín Netanyahu que se siente mal en su domicilio en la localidad norte de Cesrea fue trasladado al servicio de urgencias del Hospital Sheba (Tel Hashomer) para ser sumetido a exhaustivas pruebas médicas. Minutos después de la entrada del directe, conservador de 73 añosEn el centro médico ubicado cerca de Tel Aviv, allí se disiparán los crecientes rumores, conocidos portavoces comunicaron que se encontraba «bien y plenamente consciente».

Pero las dudas fulminaron de forma completa dos horas después con las palabras tranquilizadoras del Propio Netanyahu en un video grabado en el hospital. «Ayer estuve con mi mujer en el Kineret (Mar de Galilea) bajo el sol y sin gorra ni agua. Ni idea una buena fue«, dijo ante la cámara.

«Gracias a Dios, me siento muy bien pero solo tengo una petición a todos vosotros: estamos atravesando una ola de calor en el pas por lo que os pido estar menos en el sol y beber más agua y que tengamos todos una buena semana», aadi alejando de forma definitiva los temores en Israel de un escenario parecido al del 4 de enero del 2006 cuando el entonces primer ministro Ariel Sharon fue evacuado con urgencia al Hospital Hadassah Ein Karem de Jerusaln por un derrame cerebral que acab siendo letal.

Los médicos deciden que Netanyahu ya no estará bajo observación permanente en el Hospital Sheba. Espero que salga es domingo. De momento, se ha aplazado la reunión semanal del Gobierno prevista este domingo por la mañana.

Segn diversas fuentes, al medioda de este sabado ydurante el dia de descanso del Shabat sufrido dolores en el pecho y leves mareos en su residencia privada en el norte de Israel. El paramédico del servicio de protección (unidad 730) de las organizaciones de seguridad interna que acompaña siempre al primer ministro tom la decisión de llevarle al hospital más grande de Israel como medida de precaución para realizar las pruebas en cuestión. Todos estuvieron acompañados por su mujer Sara y uno de sus hijos, Avner. El hospital decidi que se mantenga hospitalizado toda la noche para poder salir ya este domingo.Como el resto de la fracturada y enfrentada clase poltica israel, el jefe de la oposicin, Yair Lapid, le dese una «completa recuperacin y salud. Que te sientas bien».

Un carguero sometido a estrs

Hay pocos cargos en el mundo que conllevan tanta presión y ansiedad como el del primer ministro de Israel. En la actualidad, es incluso mayor. Mme all de la ola de calor, Netanyahu se enfrentó a una tormento politica monumentalsocial y económica en un solo paso más dividida que nunca.

Por un lado, los habituales problemas de seguridad a los que nos tenemos que enfrentar no se conocen y que en las últimas semanas se centran en la inestable situación en el norte de Cisjordania y sobrio todo en la creciente tensión con el grupo libanés proiran Hizbul en el frontera con Lbano precisamente cuando se cumplen 17 aos de su ltima gran guerra.

Por otro lado, Israel viva una crisis civil interna sin precedentes-incluyendo daos en la economa, en el servicio de reservistas y en la relacin con Estados Unidos- a raz de la propuesta de reformajudiciary del Gobierno lanzada en enero que, aunque Netanyahu congel en gran parte, sigue desatando masivas manifestaciones como las que han tenido lugar este sábado por vigesimoctava semana consecutiva en Tel Aviv y en un centenario de lugares en el pasado.

«Seguiremos saliendo a las calles hasta que Bibi y los radicales con los que se ha aliado no anuncian que descartan leyes que acaban con la independencia judicial y por tanto con la democracia», dice a EL MUNDO el manifestante Avner Livni armado con una bandera de Israel en la calle Kaplan de Tel Aviv se convirtió en el gran escenario de las protestas.

Netanyahu se encuentra bajo una presión enorme. Ms all del juicio que sigue su curso en Jerusaln por supuesta corrupcin y las duras crticas de la Administracin Biden, desde su coalicin le piden que siga la iniciativa legislativa «para lograr por fin un equilibrio entre el poder ejecutivo y eljudiciary» y «no ceder a las demandencias de los manifestantes que alteran la vida en Israel» mientras que desde la oposición en la Knsset y en la calle le demanden «frenar las leyes que debilitan el poder legal y destrozan la democracia».

El objetivo de la coalicin ms derechista en la historia de Israel es aprobar antes del receso parlamentario (finals of my) una ley que limite de forma significante el llamado «criterio de razonabilidad«. Se trata de uno de los parmetros del Tribunal Supremo para anular decisiones y nombramientos del Gobierno.

Al final del pasado mes de diciembre, Netanyahu volvi al poder tras ao y medio liderando la oposicin a la heterognea coalicin liderada por el centrista Yair Lapid y el conservador Naftali Bennett. Con 32 escaos (de 120 en el Knsset), el Likud ganó las elecciones del pasado 1 de noviembre. Gracias a los 32 escaos de dos partidos ultraortodoxos y otros dos ultranacionalistas, Netanyahu formó su sexto Gobierno en su dilatada carrera. De esta forma, tambin consolidaba su condicin de primer ministro ms longevo del pas (96-99; 2009-2021; 29 de diciembre del 2022-…) superando al primer jefe de Gobierno que adems fue el que declar la Independencia de Israel en 1948, David Ben Gurin. ALETA

Cumple con los criterios de

El proyecto de confianza

cortar más



Ver Más noticias…