La masacre de Beeri: «Los terroristas encerraron a las familias y luego lanzaron granadas»

El cuerpo de un miliciano de Hamás tirado a las puertas de Beeri. El olor al cuerpo en descomposición es intenso en el acceso a este kibutz situado a solo 2 kilómetros de la verja de separación. Ese cuerpo es el anticipo de lo que esconde esta pequeña comunidad agrícola del Negev que el Ejército logró liberar del todo hace apenas 14 horas. Ahora hay soldados por todas las esquinas, el sábado a las 6.30 de la mañana, cuando Hamás lanzó su operación por sorpresa, sus 1.000 vecinos estaban solos. Tanques y más tanques descansan en los campos que separan Beeri de la verja y sus disparos te dejan sordo. Los uniformados ya están acostumbrados, perfectamente pertrechados esperan órdenes para… Ver Más

Ver Más noticias…