La pizza que llev hasta el asesino de Gilgo Beach una dcada despus

La mirada del corresponsal

Actualizado

En 2011, la isla de Long Island fue saqueada por el hallazgo de 10 cadáveres de mujeres. La polica ha detenido ahora al sospechoso: un arquitecto de Manhattan

Forenses recogen diverso material de la casa de Rex Heuermann este sábado, para analizarlo.JEENA LUNAAP FOTO

En 2020, sólo el 45% de los asesinatos en Estados Unidos fueron resueltos por la polica. Eso desmiente la mitologa del cine y la televisin sobre los cuerpos de seguridad de ese pas, pero tambin ofrece casos que desafan la imaginacin del guionista de mente ms calenturienta de Hollywood, algo especialmente importante en que las huelgas de escritores y de actores han paralizado gran parte de la industria cinematográfica estadounidense.

Lo que sucedi el jueves pasado en Nueva York, sin embargo, dara para una pelicula. Doce años después de que la isla de Long Island, junto a la ciudad de Nueva York, se hubiera visto sacudida por una oleada de asesinatos que pasa con la vida de entre 10 y 18 mujeresque en su mayor parte ejercan la prostitucion callejera, la polica detuvo tiene un sospechoso al que la Justicia ha acusado del asesinato de tres de esas mujeres.

Esta caza al hombre ha terminado – al menos por ahora – con la acusación contra el arquitecto neoyorquino Rex Heuermanndel 59 de agosto, que, aunque vive y trabaja en Manhattan, pasó su infancia en la zona en la que tuvieron lugar los cremenes.

Rex Heuermann, el arquitecto de Nueva York fue contratado para los asientos de Gilgo Beach en Long Island.
Rex Heuermann, el arquitecto de Nueva York fue contratado para los asientos de Gilgo Beach en Long Island.EM

Los métodos aplicados para identificarse con Heuermann serán presentados en la serie Forensic Files (Informe Forenses), uno de los documentales que es un clásico de la televisión estadounidense. The police empez has sospechar del presunto asesino en serie enero, y Organizar un dispositivo de seguirle. Fue como los agentes recoger un trozo de pizza que Heuermann haba tirado a una papelera en la Quinta Avenida de Manhattan. La pizza tena restos del mismo ADN Encontrado en el saco en el que el cadver de una de las mujeres asesinadas haba sido transportado antes de ser abandonado.

A raz de ah, la policía soportó la vigilancia e restos identificos del ADN de la esposa de Heuermann en las proximidades de otro cadver. La esposa del presunto asesino no vive en el estado de Nueva York cuando se producen los homicidios. Finalmente, el examen de la actividad en línea del presunto asesino revela una gran interés en la investigaciónaparte de un seguimiento obsesionante de varias de las vctimas y de sus familias.

La prensa neoyorquina lleva das dedicándole a este caso absoluto protagonismo. Quiz lo más sorprendente sea el hallazgo, en la casa que tena Heuermann en Massapequa Park, cerca de 300 armas y varios equipos de video., escondidos dentro de una bveda tapiada ubicada en el stano de la vivienda. Además, el proxeneta de una de las vctimas del sospechoso haba identificado el vehículo de Heuermann, un Chevrolet verde. «Saba que era un demonio», dijo Anthony Carter, uno de los agentes del cargo del caso. “Creo que el podemos lograr un poco de paz a las familias, como también sacar a una persona violenta de las calles, es gratificante para todos”, agregó, en unas declaraciones recogidas por la CNN.

Heuermann, casado, padre de dos hijos y dueo de una firma de arquitectura en Midtown hizo una sola pregunta a los agentes cuando lo detuvieron: “¿Está en las noticias? ». Después, se declaró inocente en su lectura de buques de carga; Este interrumpido sin derecho a fianza en la crcel del condado de Suffolk.

El fiscal de distrito, Ray Tierney, dijo estar «seguro» de que, además de los asesinatos de Megan Waterman, Amber Costello y Melissa Barthelem, Heuermann ser acusado del homicidio de Maureen Brainard-Barnes. Estos cremenes son «los peores que he visto», aadi.

Estas cuatro vctimas fueron halladas en la misma postura. Atadas, con cinturones o cinta adhesiva. Tres de ellas, envueltas en un material similar a la arpillera. Incluso desde el 10 de agosto en el momento, cuando se llevó a cabo la investigación por la pérdida de pruebas, la policía fue criticada por no estar gravemente herida, todas prostitutas en el momento de la desaparición. El sospechoso sigui utilizando numerosas direcciones de correo electrónico con identidades ficticias para contactar con prostitutas hasta pocos das antes de su arresto.

De confirmarse en un juicio su culpabilidad se cerrara uno de los captulos ms tenebrosos de la historia del crimen de EEUU en las ultimas dcadas, los asesinatos en serie de Gilgo Beach, en referencia a la playa en la que aparecieron los cadveres de varias de las víctimas. Canciones, libros, documentales y hasta una serie de Netflix han explorado – y explotado – el caso.

Cumple con los criterios de

El proyecto de confianza

cortar más



Ver Más noticias…