El Ejército de EEUU imputa por deserción al soldado Travis King, que cruzó a Corea del Norte

El Ejército de Estados Unidos ha imputado este jueves por deserción, por agredir a otros soldados y por posesión de pornografía infantil al soldado Travis King, detenido en julio por las autoridades de Corea del Norte tras cruzar la frontera de manera irregular y que fue devuelto a finales de septiembre, según un documento consultado por la cadena CBS News.

«Quiero a mi hijo incondicionalmente y estoy muy preocupada por su salud mental. Como su madre, pido que a mi hijo se le conceda la presunción de inocencia«, ha declarado a la misma cadena Claudine Gates, madre de King.

«El hombre al que crié, el hombre al que dejé en el campamento de entrenamiento, el hombre que pasó las vacaciones conmigo antes de ser desplegado, no bebía. Una madre conoce a su hijo, y creo que algo le pasó al mío mientras estaba desplegado«, ha asegurado Gates.

King fue interrogado por oficiales del Ejército tras su llegada a San Antonio (Estados Unidos) para conocer todos los detalles de lo ocurrido durante su detención en Corea del Norte.

El soldado cruzó la Línea de Demarcación Militar que divide la península de Corea tras formar parte del despliegue estadounidense en Corea del Sur. Un día antes de su regreso a Estados Unidos, donde en teoría iba a enfrentarse a medidas disciplinarias por mal comportamiento, entró en territorio norcoreano.

Las autoridades norcoreanas decidieron expulsar a King sin argumentar las razones de la decisión y después de informar de que buscaba asilo por el «maltrato» y la «discriminación» que sufría dentro de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

Ver Más noticias…