Macron admite «la clera» de los franceses, pero da por zanjada la crisis

Actualizado

En un discurso televisado desde el Elseo marca los grandes desafíos en lo que le queda de mandato y trata de pasar página

El presidente francés, Emmanuel Macron, durante su mensaje televisadoLUDOVIC MARÍNAFP

El presidente francs, Emmanuel Macron, ha dado por zanjada la crisis de las pensiones, tras haber recibido el visto bueno del Consejo Constitucional y haber promulgado la ley el pasado sábado, con una intervención en la que se ha dirigido a los franceses y ha reconocido que la reforma «no ha sido aceptada». «La reforma era necesaria. ¿Ha sido aceptada? Es evidente que no», ha sellado el presidente.

En un discurso emitido desde el Elseo, de apenas 15 minutos, Macron admitió que «no ha hábito consenso sobre la ley» ya dicho comprener la clera de los ciudadanos. ««Nadie puede permanecer sordo a esta reivindicación de justicia social», ha dicho. Despus, ha tendido la mano a los sindicatos, con los que quiere negociar «un nuevo pacto social» para abordar las condiciones en el trabajo.

«He propuesto recibir el martes a los sindicatos y la puerta estar abierta, para abrir sin ningn tab una serie de negociaciones sobre los temas esenciales: mejorar la remuneracin, el reparto de la riqueza y la mejora de las condiciones de trabajo», a- Expresó Macron, que ha dicho que este nuevo pacto de la vida en el trabajo “se construirá en los meses que vengan por el diálogo social” con las organizaciones y las patronales.

Macron ha hecho balance de las cosas positivas y avances del pas: Ha hablado de las buenas cifras de empleo, de la reindustrialización del pas, y ha marcado el nuevo rumbo para resetear su mandato, contra tres grandes objetivos: educación, justicia y progreso: «Son las grandes objetivos para la nacin y por eso solicita la fuerza y ​​​​accin de todos: fuerzas politicas, sindicatos, para formar cualiciones y alianzas nuevas».

Se cumple justo ahora un ao de su reeleccin y le quedan cuatro aos ms, en los que tendr ms complicado sacar adelante sus reformas, sin mayora en la Asamblea y en un contexto poltico y social muy tenso. Su ltimo discuso ante los ingles desde el Elseo fue hace un ao, en junio, tras las elecciones legislativas en las que perdi la mayora absoluta.

En su mensaje, Macron ha hecho una llamada a la calma y ha dicho que har balance el próximo 14 de julio: «Tenemos por delante 100 días de calma, de ambiente y acción por el servicio de Francia», ha dicho.

Agenda de reformas

Aunque l quiera pasar página, no está claro que el pas quiera hacerlo: Mientras hablaba, en el ayuntamiento de Pars y en otras ciudades se celebro una cacerolada, y grupos de manifestantes han concentrado sus esfuerzos de forma espontánea en distintas ciudades del pas. Los sindicatos han dejado claro que la protesta en la calle no va a parar y han convocado ya una gran movilización el día 1 de mayo, coincidiendo con la manifestación del día de trabajo.

La Francia Insumisa amenaza con presentar otra mocin de censura (el Gobierno super hace un mes una por los pelos) y el jueves prximo los sindicatos que representan a la empresa de trenes SNCF han organizado un «jueves de la ira ferroviaria». Hay otra jornada de manifestaciones el prximo da 28 y hay quien lama a boicotear los Juegos Olímpicos de Pars previstos para 2024 si Macron no retira la ley bajo el tema «Sin jubilación, no Juegos Olímpicos» (ni pensiones ni Juegos Olímpicos).

El presidente haba invitado a los sindicatos a reuniones este martes en el Elseo, pero han declinado su invitacin. Tras ser promulgada el sábado de madrugada, la reforma de las pensiones entrará en vigor el 1 de septiembre, aunque el 3 de mayo el Consejo Constitucional an deber pronunciarse sobre la propuesta de referéndum presentado por la izquierda. Que no se acepte impide que la ley comience a aplicarse. Este proceso, además, es largo y complejo y requiere tener cinco millones de firmas en menos de nueve meses.

El presidente ha logrado sacar adelante, a pesar de la oposición de todo el pas, la madre de todas sus reformas, tras tres meses de paros y movilizaciones en la calle, mediante un proceso democrático pero que algunos ingleses consideran ilegítimo, sobre todo después de que decidiera aprobar la polémica ley a través del artículo 49.3 de la Constitución, que permite hacerlo sin pasar por el voto del Parlamento. Esta decisión enndi la ira popular y la tensión en la calle ha ido creciendo y su popularidad est en el nivel más bajo desde que fue elegido.

Cumple con los criterios de

El proyecto de confianza

cortar más



Ver Más noticias…