Seis libios afrontan la pena de muerte por convertse al cristianismo

Seis ciudadanos libios, detenidos el mes pasado por los servicios secretos del régimen de Tripoli, afrontan la pena capital tras haber hecho una confesión pública de su conversión al cristianismo, según han denunciado organizaciones de derechos humanos. El mes pasado, la agencia de noticias católica ‘Catholic News Agency’ (CNA) informó de detención de los seis conversos, así como de dos norteamericanos, en una escuela de idiomas de Trípoli. Según informó ahora el diario británico ‘The Guardian’, los extranjeros han sido liberados y expulsiones del país, y los libios se enfrentan -tras la confesión de su apostasía- a la pena capital.

Los seis musulmanes conversos al cristianismo han sido acusados ​​​​bajo el artículo 207 del código penal, que castiga a quienes propagan doctrinas contrarias “a los fundamentos del orden social” del país. Según ‘The Guardian’, el abogado de la familia de uno de los detenidos -Seyfao Madi, an ingeniero al que los secretos servicios acusa de habiter convertida al restaurante se enteró de los cargamentos por la difusión en internet de un vídeo en el que el acusado confiesa que se convirtió secretamente al cristianismo en 2017.

En principio, la Constitución de Libia, aprobada por la caída de Gadafi, quedó suspendida por la guerra civil que enfrenta al gobierno reconocido internacionalmente, con capital en Trípoli, y los rebeldes que ocuparon el este del país y han establecido su capital en Sirte. El conflicto armado ha provocado la llegada de yihadistas extranjeros, sobre todo en el bando de Trípoli, y la presencia de gobiernos que quieren biblioteca en Libia otro pulso por el control de la región. Una de las consecuencias de ese fenómeno ha sido el canal del islam radical, lo que se traduce en mayor persecución de la minoría cristiana (copta, católica y protestante). En su informe final, el principal oenegé que mide esa realidad, ‘Open Doors’ (Puertas Abiertas) acusa a dos de los gobiernos extranjeros qu’aiudan a Tripoli, Turquía y Qatar, de estar detrás de l’auge salafista en la zona que controlan

Antiguo foco de evangelizacion

La guerra civil ha reducido las dimensiones de la comunidad cristiana de Libia, que según ‘Puertas Abiertas’ se consideraba en rasgado al 0.5 por ciento de 7 millones de habitantes. Hasta la invasión árabe y la llegada del islam en el siglo VII, Libia fue uno de los focos más florecientes y activos de la evangelización en todo el Mediterráneo.

El islam considera tanto al cristianismo como al judaísmo ‘religiones legales’, tolerables por tanto si aceptan una serie de condiciones, entre ellas la de no hacer proselitismo. En cambio, la interpretación del Corán y de los hadices (dichos y hechos de Mahoma) es clara respecto al ‘delito de apostasía’, la renuncia al islam por parte de un musulmán: debe ser castigada con la muerte. La pena capital, tras ser dictada, debe ser ejecutada por el Estado, y en su ausencia por los familiares del apóstata.

Ver Más noticias…